Gran éxito de participación en la Noche Joven Intercultural de Los Palacios y Villafranca

​El objetivo de este encuentro ha sido que los jóvenes palaciegos pudieran conocer otras culturas, a través de personas inmigrantes que viven en la localidad, exponiendo algunas de sus tradiciones y folclore
|

La Noche Joven Intercultural organizada por el Ayuntamiento de Los Palacios y Villafranca, a través de la Delegación de Servicios Sociales, cosechó una gran acogida entre los jóvenes de entre 13 y 17 años que participaron en esta iniciativa propuesta con el objetivo de fomentar valores como el respeto, la tolerancia y la solidaridad en una jornada de ocio alternativo y saludable. La propia delegada de Servicios Sociales, Carmen María Molina, destacó la masiva asistencia de los jóvenes palaciegos al evento.


Noche Joven Intercultural (1)


Esta actividad intercultural y de convivencia entre personas de diferentes países incorporó talleres muy diversos, como ‘tatuaje de henna’, ‘trenzas africanas’ o ‘sabores del mundo’ en el que se pudieron degustar platos y cócteles típicos de otras culturas. Molina mostró su agradecimiento a los participantes, así como a las diferentes empresas colaboradoras entre las que se encontraban Moviarte, RM Producciones y Jandra Bellydance.


Durante cuatro intensas horas, de 19.00 a 23.00 horas, la Noche Joven Intercultural planteaba actividades muy variadas, de las que se hicieron partícipes numerosos adolescentes. El objetivo de este encuentro ha sido que los jóvenes palaciegos pudieran conocer otras culturas, a través de personas inmigrantes que viven en la localidad, exponiendo algunas de sus tradiciones y folclore, como la danza del vientre o coreografías de danzas urbanas.


Además, los jóvenes fueron pasando por otras iniciativas, como el taller ‘Aprende a crear tus propios vídeos’, o la personalización de camisetas. En la acción titulada Sabores del mundo pudieron aprender a elaborar cócteles de otras culturas a base de frutas. También ensayaron juegos tradicionales interculturales y contaron con un photocall en el que disfrazarse. Además se les animó a participar en el Muro de la Tolerancia expuesto en una de las paredes de la Casa de la Cultura, donde pudieron dejar mensajes de solidaridad y respeto hacia otras culturas y razas. En definitiva, desde la Delegación de Servicios Sociales se ha querido, con ello, organizar un evento en el que los jóvenes de la localidad pudieran divertirse de una forma diferente, como alternativa de ocio al alcohol, y todo ello a través de juegos, facilitándoles compartir un espacio común, a la vez que aprender valores como la tolerancia con las personas migrantes.