El Ayuntamiento avanza en el plan especial de saneamiento del arbolado del Parque de María Luisa

​Esta intervención, con un presupuesto de unos 720.000 euros, llega tras un diagnóstico de los más de 2.300 ejemplares de la zona y tiene como prioridad la seguridad de los usuarios
|

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Parques y Jardines, sigue avanzando en el programa especial de saneamiento del arbolado del Parque de María Luisa, una actuación que cuenta con un presupuesto en torno a 720.000 euros y que se centra en los ejemplares que se encuentran en situación grave o muy grave y que, por tanto, requieren de una actuación específica.


Foto Guevara actuaciu00f3n Parque (2)



Así, el delegado de Parques y Jardines, David Guevara, ha señalado que este programa, puesto en marcha a primeros del pasado mes de mayo, “ha comenzado por los ejemplares muertos o que se encontraban en estado de decrepitud muy avanzado. Entre ellos cabe destacar los ejemplares de eucaliptos que suponían un peligro de alto nivel”. Asimismo, Guevara ha explicado que “la ejecución de esta intervención específica unida a las habituales programaciones de mantenimiento, permite actuar ante las situaciones de peligro que se puedan producir en el arbolado existente de este histórico parque”. Al mismo tiempo Guevara, ha recordado que esta intervención llega “tras un diagnóstico de los más de 2.300 ejemplares del Parque de María Luisa y tiene como prioridad la seguridad de los usuarios y usuarias de esta zona verde y atendiendo a los criterios técnicos sobre el estado del arbolado”.



ÁRBOLES MÁS LONGEVOS


De esta forma, este contrato específico se centra, especialmente, en la población de árboles más longevos y de mayor porte del Parque de María Luisa ya que son estos ejemplares los que presentan mayor probabilidad de producir un accidente grave en caso de fallos estructurales. El contrato cuenta con los servicios necesarios para la realización de labores de poda de mantenimiento y reforma de los diferentes árboles presentes en el parque, con un determinado nivel de riesgo estructural —niveles 3 y 4— y que precisan una actuación a corto plazo. También se incluyen tareas de apeo o eliminación de árboles muertos, decrépitos o cuyo estado estructural hace aconsejable su sustitución ya que la poda por sí sola no reduce el riesgo de caída de ramas o del propio ejemplar.



Los trabajos se están realizando a través de equipos especializados con medios mecánicos específicos y plataformas en altura debido al gran porte de los ejemplares sobre los que se está interviniendo. Además, se disponen de medidas de seguridad para evitar daños sobre el patrimonio mobiliario y sobre otros ejemplares por la caída de ramas. La actuación se basa en un diagnóstico y un diseño previo realizado por el servicio municipal de Parques y Jardines, del que depende la conservación y gestión del Parque de María Luisa, aunque se ha realizado una contratación debido a la necesidad de intervenciones específicas con una maquinaria especializada. Todos los trabajos, en cualquier caso, están coordinados desde el propio servicio municipal.