La Policía Local precinta un bar esta madrugada que vendía alcohol a menores en la capital

​Los agentes también inmovilizan a un ciclo tándem destinado al alquiler para grupos de personas que beben bebidas alcohólicas mientras pedalean
|

La Policía Local de Sevilla, adscrita a la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, ha precintado un establecimiento ubicado en la calle Alcázares que vendía alcohol a menores de edad. Además, durante la noche de ayer viernes y la madrugada de hoy, agentes de la Policía Local han inspeccionado un total de 16 establecimientos y han interpuesto 15 denuncias por distintas irregularidades como carecer de licencia para ejercer la actividad o para instalar veladores, poner música sin autorización o carecer del preceptivo seguro de responsabilidad civil obligatorio.


Foto actuaciones Policu00eda Local (1)



En el primero de los casos, los hechos sucedieron en torno a la medianoche, cuando agentes de la Línea Verde de la Policía Local procedieron a inspeccionar el mencionado establecimiento ubicado en la calle Alcázares, en el Distrito Casco Antiguo. Durante la inspección pudieron comprobar cómo uno de los camareros servía bebidas alcohólicas a tres menores de edad. Una vez verificada la edad de los menores, informaron de lo sucedido al responsable del establecimiento y, tras desalojar el local, procedieron a su precinto y levantaron la correspondiente acta de propuesta de infracción.



Por otro lado, durante la tarde de ayer agentes de la Unidad de Tráfico Motorista inmovilizaron a un ciclo tándem destinado al alquiler por grupos de personas que consumen bebidas alcohólicas mientras pedalean. Los agentes dieron el alto al vehículo en la calle Palos de la Frontera para realizar una inspección del mismo, resultando que carecía de distintivo de homologación a lo que se sumaba la falta de licencia municipal que autorice esta actividad. Además, los agentes observaron que el vehículo tenía algunos elementos cortantes que podían poner en peligro a los propios usuarios del servicio y a los restantes de la vía.



Ante esta situación, además de denunciar las infracciones detectadas, los agentes procedieron a inmovilizarlo y a ordenar su retirada de la vía. Respecto a los clientes, la empresa les devolvió el dinero que habían pagado por el uso del servicio. La Policía Local también ha denunciado a un local ubicado en las inmediaciones del Prado de San Sebastián por la instalación de veladores y por poner música sin tener licencia alguna para ello. Otro hecho significativo se produjo en la calle Fausto, en el Distrito Macarena, donde un establecimiento ha sido denunciado por permitir el consumo de bebidas alcohólicas en el exterior, por tener apiladas en una zona de terrazas mesas y sillas, por carecer de seguro de responsabilidad civil y por tener abierta la actividad a pesar de carecer de autorización municipal para ello.



Por último, también se ha procedido a la denuncia de un local ubicado en los Jardines de las Delicias por realizar actividad de terraza de verano sin tener licencia para ello, por incumplimiento de horario de cierre y tener instalados y en uso elementos audiovisuales y luminosos no contemplados en licencia. El delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha destacado la labor de vigilancia y control que la Policía Local de Sevilla realiza, especialmente durante los fines de semana, para que los establecimientos cumplan con toda la normativa”.


“Es fundamental evitar irregularidades que pueden poner en riesgo la seguridad de los propios ciudadanos y ciudadanas como es el caso de la venta de alcohol a menores o el hecho de que un ciclo tándem en el que los clientes beben cerveza a la vez que pedalean no esté debidamente homologado o presente elementos cortantes como se ha producido en este caso en el que han tenido que actuar los agentes de la Policía Local”. Además, Cabrera ha señalado que “en este caso, al igual que en el de las despedidas de solteros y solteras, la Policía Local vigilará de cerca cualquier para que no se produzca cualquier irregularidad o comportamiento que pueda perjudicar a la imagen de nuestra ciudad, ya que no es éste el tipo de turismo que queremos para Sevilla”.