El Ayuntamiento convoca ayudas para proyectos de investigación sobre la Memoria Histórica en la ciudad

El objetivo de este proyecto es ampliar el conocimiento y la divulgación sobre la represión franquista ocurrida en la ciudad
|

La Junta de Gobierno Local ha aprobado en su reunión, por iniciativa de la Delegación de Educación, Participación Ciudadana y Edificios Municipales, convocar la línea de subvenciones públicas correspondiente a 2018 para entidades sin ánimo de lucro dedicadas a estudiar, investigar y divulgar la Memoria Democrática y que desarrollen proyectos para su recuperación en la ciudad de Sevilla. La partida inicial asciende a 26.900 euros, con posibilidad de alcanzar los 40.000, siendo el segundo año consecutivo que el Ayuntamiento concibe este tipo de ayudas.


AyuntamientodeSevilla004FachadaPlazaNueva 2


La delegada del ramo, Adela Castaño, ha explicado que la intención de estas ayudas es “contribuir a ampliar el conocimiento que actualmente se tiene sobre el periodo democrático que precedió a la Guerra Civil y la represión durante esta y en los años posteriores del régimen franquista que permitan dejar atrás el olvido y dignificar a las víctimas”.  En concreto, las actuaciones susceptibles de recibir la subvención municipal en esta convocatoria de 2018 atañen a seis apartados: Estudios sobre fuentes documentales y publicación: informes y documentos, testimonios orales y materiales didácticos que divulguen esa recuperación de la Memoria Democrática en la ciudad; actuaciones conmemorativas o de homenaje hacia personas sevillanas y de acontecimientos relacionados con la represión, resistencia y construcción de la sociedad democrática ocurridos en Sevilla; actuaciones para conservación y recuperación del patrimonio democrático, material e inmaterial: la creación de datos biográficos de testimonios, sobre todo en soporte audiovisual y localización y censo de lugares, monumentos, vestigios, nombres u otros documentos en la ciudad; investigación dirigida a la reconstrucción de hechos y procesos relacionados con la Memoria Democrática ocurridos en la capital; difusión y formación, como organización de congresos, cursos y seminarios, jornadas y exposiciones; estudios sobre el reconocimiento y puesta en valor de territorios y espacios geográficos vinculados a la Memoria Democrática en Sevilla.



Cada entidad sólo podrá presentar un proyecto y su subvención municipal máxima será de 6.600 euros, y siempre en un proceso de concurrencia competitiva. El plazo de presentación de solicitudes será de 15 días hábiles, a contar desde el siguiente a la publicación de esta convocatoria del Ayuntamiento de Sevilla en el Boletín Oficial de la Provincia. 


“En este mandato municipal hemos tomado medidas sin precedentes en la ciudad para recuperar la Memoria Histórica. Así, se constituyó la Mesa de Participación de la Memoria Histórica de Sevilla, se han realizado homenajes anuales a las víctimas de la represión franquista; se ha gestado el programa de Espacios para la Memoria; se ha creado la Oficina para la Memoria Histórica, con su sede en el Edificio Laredo; se han retomado trabajos de revisión de elementos en la vía pública que incumplen la normativa de memoria paralizados durante los cuatro años del mandato anterior; se han eliminado del nomenclátor de la ciudad todos los nombres de calles o plazas vinculados al régimen franquista; se ha realizado un acto de desagravio y entrega de actas de reparación a la plantilla municipal represaliada; y, quizás como culmen de todas estas iniciativas, están los trabajos previos hechos en la fosa de Pico Reja del Cementerio de San Fernando y el inicio de recogida de muestras de ADN de los familiares que habrán de conducir, con la colaboración de la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial de Sevilla, a la exhumación e identificación de los cuerpos de los centenares de hombres y mujeres que sufrieron la represión y se encuentran allí enterrados”, según ha agregado la delegada.


Por recuperación de la Memoria Histórica se entiende la necesidad de constatación de los acontecimientos históricos acaecidos durante el período de la Guerra Civil y años siguientes, encaminada fundamentalmente a establecer un marco adecuado para el reconocimiento público y rehabilitación moral de las personas que fueron sus víctimas, poniendo fin a un olvido injusto e interesado que se ha producido por medio de la distorsión de lo sucedido, por la negación de los hechos o por haberlos ignorado intencionadamente.


“La finalidad no es implantar una determinada memoria colectiva, pero sí reparar a las víctimas, consagrar y proteger el derecho a la memoria personal y familiar como expresión de plena ciudadanía democrática, fomentar los valores constitucionales y promover el conocimiento y la reflexión sobre nuestro pasado, para evitar que se repitan situaciones de intolerancia y violación de derechos humanos”, ha concluido la delegada.