Los Palacios se reúne con la Asociación de Amistad del Pueblo Saharaui para promover el programa “Vacaciones en Paz”

​ Además, se les facilita una alimentación adecuada que les permita recuperar energía, y pueden acceder, si lo necesitan, a reconocimientos y tratamientos médicos que resultan imposibles en los Campamentos
|

El Ayuntamiento de Los Palacios y Villafranca organizó ayer, junto con la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla, una reunión para reactivar el programa “Vacaciones en Paz” cuyo objetivo es traer a niños y niñas saharauis, desde los Campamentos de Refugiados en Tindouf (Argelia), para que,durante los meses de julio y agosto, disfruten de unas cortas vacaciones, alejados de las altas temperaturas del desierto argelino donde viven. Además, se les facilita una alimentación adecuada que les permita recuperar energía, y pueden acceder, si lo necesitan, a reconocimientos y tratamientos médicos que resultan imposibles en los Campamentos.


Charla para promover el programa Vacaciones en Paz en Los Palacios y V (4)


La charla corrió a cargo de la coordinadora del programa en el Bajo Guadalquivir, Esperanza Jaén Domínguez, quien informó sobre los objetivos fundamentales de esta iniciativa solidaria que se viene desarrollando desde 1994 en Sevilla. Asistió al encuentro, que tuvo lugar en la Casa de la Cultura, la delegada municipal de Asuntos Sociales, Carmen María Molina, quien dio a bienvenida a los participantes y recordó que Los Palacios y Villafranca está hermanado con la población saharaui de Tifariti de Esmara desde 1998, “y nos une vínculos especiales, más allá de los motivados porque el Sahara Occidental fuera territorio español, y desde hace 42 años mantiene la lucha por la autodeterminación de su pueblo.”


La delegada municipal recordó asimismo que “hace poco recibimos en el Ayuntamiento al delegado del Frente Polisario en Andalucía, Mohamed Zrug, con el objetivo de coordinar y reactivar acciones de cooperación con el “pueblo hermanado” de Tifariti, entre las que se encuentra vivificar el programa Vacaciones en Paz y otros en los que también trabaja el Consistorio”. En este sentido, Molina explicó que el Ayuntamiento palaciego colaborará con la Asociación en los gastos del traslado de los pequeños para facilitar las acogidas, además ofrece a las familias acogedoras gratuidad en los cursos de natación de las piscinas municipales, campus de verano y en el abono familiar para piscinas.


La coordinadora de “Vacaciones en Paz” en el Bajo Guadalquivir, Esperanza Jaén, explicó las bases del programa y pidió la colaboración de los vecinos y vecinas de Los Palacios y Villafranca. Además realizó una disertación sobre el conflicto del Sahara Occidental ocupado “ilegalmente” por Marruecos, “y que hoy en día la mayoría de jóvenes no conocería si no es por los niños saharauis”, que vienen como embajadores de su pueblo. 


“Vacaciones en Paz” tiene sobre todo un fuerte carácter humanitario porque se debe tener en cuenta que, en el desierto, las temperaturas son muy elevadas y pueden alcanzar picos de hasta 60 grados en época estival. El agua está racionada, al igual que la alimentación que procede de la ayuda internacional, además los niños y niñas pueden acceder a la sanidad andaluza merced a un convenio con la Junta. Jaén “animó a todas las familias de Los Palacios a que pongan a un niño en su casa este verano, son acogimientos temporales de dos meses, vienen a finales de junio y se van a finales de agosto, aprenden rápidamente español, vienen faltos de justicia”, y es una gran experiencia por lo que se comparte y se recibe. Valores que a veces aquí se olvidan. “Se trata de una experiencia que os va a engrandecer como personas, a vosotros y a vuestro entorno, animo a que Los Palacios vuelva a ser el pueblo que fue en cuanto al número de acogidas, que vuelva a retomar esta solidaridad como Lebrija que este año traerá a 24 niños”.


En la misma idea redundaron Pepe Núñez, presidente de la Asociación local de Amistad con el Pueblo Saharaui y padre de acogida y Aziz, uno de los primeros niños que llegaron a través de Vacaciones en Paz a Los Palacios y Villafranca, quien mostró su agradecimiento a las familias acogedoras y aseguró que “la acogida es muy necesaria”.