La Guardia Civil investiga a 22 personas por estafas en la solicitud de diversos préstamos bancarios en la provincia

​Los detenidos conformaban una organización criminal que operaba a nivel provincial, usurpaba identidades y falsificaba documentos para conseguir los préstamos cuyo montante ronda los 200.000 euros
|

Guardias Civiles pertenecientes a la Unidad Adscrita a los Juzgados de Sevilla, han investigado a 22 individuos pertenecientes a un grupo criminal, por la comisión de los supuestos delitos de Falsificación de Documento Público, Estafa, Usurpación de Identidad y Pertenencia a Organizacón Criminal. Hace más de un año y como consecuencia de la denuncia de una entidad bancaria, los agentes iniciaron una investigación sobre una serie de préstamos personales, solicitados de forma individual, cuyos importes iban de los 12.000 a los 15.000 euros, sin que en ningún caso se hubiera abonado mensualidad alguna y cuyo montante global rondaba los 200.000.


800pxNissan XTrail Guardia Civil



La base inicial de la investigación se asentó sobre la minuciosa revisión de una cantidad ingente de documentación relativa a los préstamos, que permitió establecer una base común entre todos ellos, permitiendo establecer la existencia de una organización delictiva que operaba a nivel provincial, en la que los agentes vieron un funcionamiento en red con tres grupos diferenciados, con responsabilidades y funciones definidas, perfectamente sincronizados, con permanencia y reiteración delictiva, mantenida en el tiempo y basaba en la creencia de una impunidad total por la utilización de identidades usurpadas a terceras personas.



Los delitos ya esclarecidos se perpetraron utilizando, por un lado, documentación sustraída u obtenida mediante engaño a personas con escasos recursos, generalmente con problemas de alcohol o droga, y por otro, un aval económico consistente en la falsificación de una carta de revalorización de pensiones del INSS, por diagnóstico de enfermedad absoluta o permanente. De esta manera los autores de los hechos pretendían permanecer impunes, tras hacer desaparecer el dinero, bien por transferencias o en ventanilla, sin que constara identidad alguna que los relacionara con dichos trámites. Del resultado de la operación deriva la desarticulación completa de la organización con un total de 22 personas investigadas por la comisión de los supuesto delitos de Falsificación de documento público, estafa, usurpación de identidad y pertenencia a organización criminal, con las actuaciones en poder del Juzgado Número 10 de los de Sevilla quien se ha hecho cargo de la instrucción jurisdiccional de la causa.