‘Gratia plena’, el auto desacralizado de Año Murillo, reúne en un espacio único teatro barroco, electrónica y danza

​El director sevillano Rafael Villalobos, uno de los talentos emergentes más consolidados, ha creado para la efeméride un espectáculo ecléctico a vueltas con el dogma de la Inmaculada y que remite al tiempo del maestro
|

El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, y la directora de Cultura, Isabel Ojeda, han presentado este jueves en el antiguo Convento de Santa María de los Reyes ‘Gratia Plena’, un auto sacramental de Rafael Villalobos que es uno de los grandes atractivos de la programación de artes escénicas de Año Murillo.


24 mayo u00a9 Ou00ecscar Romero u00b7 005


La ecléctica obra, creada para la efeméride y que se representará en el claustro de este monumental espacio de la calle Santiago desde el 30 de junio hasta 3 de mayo, aúna textos de Calderón de la Barca con otros actuales, danza y música electrónica. El acto también ha estado presidido por José Manuel Colmenero, director general de Vivienda, Rehabilitación y Arquitectura de la Junta de Andalucía, y el director de la propuesta, uno de los talentos más importantes de la dirección de ópera en los últimos años.


Antonio Muñoz ha agradecido en primer lugar a la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía la cesión del espacio para presentar este espectáculo que ha definido como vanguardista y rompedor. “Queríamos que Año Murillo rompiera moldes y que se diera al mestizaje creativo. Se trataba de irradiar la divulgación del maestro hacia otras artes y espacios y lo estamos logrando. Con ‘Gratia plena’ salimos de lo convencional. Aunque el núcleo de la efeméride son las exposiciones, tenemos que celebrar una programación tan ecléctica”.


Muñoz también se ha referido al talento de Villalobos y ha hablado de él como un Murillo del siglo XXI por su carácter rompedor. “Murillo también fue vanguardia en su día y un pionero a la hora de reunir lo profano y lo divino, por eso no nos debe extrañar esta apuesta en la programación. Incluso la imagen corporativa de la efeméride busca recalcar ese aspecto vanguardista y que casa muy bien con la Sevilla del siglo XXI, que reivindica su pasado para mirar hacia el futuro. La mirada diferente e innovadora de ‘Gratia Plena’ va a gustar mucho al público”, ha augurado.


José Manuel Colmenero ha destacado que es “un placer” brindar el espacio para esta actividad del “magnífico Año Murillo”. Además, ha destacado que es deseo de la Consejería potenciar el Convento para nuevas citas culturales a través de la colaboración con el Ayuntamiento de Sevilla. “Hasta la fecha, el espacio ha albergado, sobre todo, actividades de arquitectura y urbanismo, pero queremos abrirlo a otros eventos y hacia la ciudadanía porque no hay muchos lugares de esta envergadura y belleza. Además, el Convento tiene su propia historia y una relación espacial y especial con el barroco y con Murillo. En la Catedral hay un retrato del maestro consagrado a la madre Francisca Dorotea, la fundadora de este convento, y en el que jugó un papel destacado el poeta Juan de Salinas, amigo cercano de Góngora y Calderón. Es un inmueble que respira historia y este elemento aporta valor a un espectáculo como ‘Gratia Plena’.


Finalmente ha intervenido Rafael Villalobos, que ha agradecido al Ayuntamiento la oportunidad de estrenar en Año Murillo. El director se ha referido al carácter vanguardista no sólo del genio del Barroco sino también de Calderón de la Barca, un autor que a sus ojos es completamente contemporáneo. “Todos los temas de sus textos eran asuntos candentes en su tiempo y lo son hoy. Este ha sido el punto de partida para el montaje”, ha comenzado explicando. La obra gira en torno al dogma de la Inmaculada, clave en la obra de Murillo.


“El dogma de la Inmaculada era un tema muy candente en el siglo XVII y España estaba muy posicionada en su defensa. Lo que he buscado en ‘Gratia Plena’ es realizar un auto desacralizado, analizando la gracia y la culpa desde una visión histórica y crítica y viendo cómo podemos realizar una lectura contemporánea sobre esto. Partiendo de esa base hemos creado un espectáculo multidisciplinar en el que se une música barroca, texto clásico, danza… para proponer al espectador una controversia maculista e invitarle a reflexionar sobre la incoherencia que entraña la defensa de unas posiciones en la teoría y la elección de otras en la práctica. Queremos que el espectador vea la obra con frescura, decodificando desde lo contemporáneo cómo eran y a qué apelaron los autos sacramentales”, ha aportado Villaobos, que en el elenco ha contado con talentos actorales sevillanos y con otros de fuera, como es el caso de Martín Puñal, uno de los mejores intérpretes en verso del momento.



SOBRE EL DIRECTOR DE LA OBRA


Premiado en la séptima edición de prestigioso Premio Europeo de Dirección otorgado por Opera Europa en Viena en 2013 y nominado en 2016 a los International Opera Awards de Londres, Rafael R. Villalobos ha dirigido espectáculos en escenarios de España, Italia, Alemania, Hungría y Reino Unido. Ha sido igualmente finalista del Independent Opera at Sadler’s Wells en Londres y artista en residencia en la Real Academia de España en Roma. Algunos de sus proyectos han sido emitidos por BBC Arts y distribuidos por YELMO en cines, y ha expuesto parte de su obra en la Real Academia de San Fernando.



Atraído por la música y el teatro desde muy pronto, estudió solfeo y canto en el Conservatorio Cristóbal de Morales de su ciudad natal, Sevilla. Licenciado por la Real Escuela de Arte Dramático de Madrid, fue distinguido con las más altas calificaciones en el Máster en Estudios Musicales en la Universidad de Barcelona y la Escuela Superior de Música de Cataluña, ampliando sus estudios en la Central School of Speech and Drama de Londres. También ha asistido a workshops con Vincent Dumestre, Eduardo Arroyo y Mario Gas.



Artista multidisciplinar, fue seleccionado como creador y performer para el proyecto Six Acts de Praszke Quadriennale en Praga (2011). Especialmente interesado en los límites de la ópera tradicional y la transversalidad del teatro contemporáneo y la performance, la presentación en Barcelona en 2012 de su pieza A Welcome Guest: microópera para un solo performer -versión libre de Dido & Eneas protagonizada por Pere Jou- fue muy celebrada por la crítica y el público. Siguiendo esta línea, ha presentado igualmente Romaesamoralreves a partir de obras de Calderón de la Barca en el Tempietto de Bramante de Roma, y ha sido invitado por DeLaPuríssima a dirigir Hagiografías en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, espectáculo en colaboración con el Cuarteto Quiroga y la Orkesta Mendoza.



En el campo operístico, después de estrenar con un rotundo éxito Noyes Fludde de B. Britten en Wiesbaden, entre sus últimos proyectos cabe destacar Dido & Eneas de H. Purcell (Teatro Real, Madrid), Rigoletto de G. Verdi (AS.Li.Co., Como), Elektra de R. Strauss (Auditorio Nacional, Madrid), Die Entführung aus dem Serail de W. A. Mozart (West Green House, Hampshire), Superflumina de S. Sciarrino (Teatro Massimo, Palermo) y Hänsel und Gretel (Ópera Estatal Húngara, Budapes). Ha rabajado junto a maestros como David Afkham, Tito Ceccherini o Janis Kovacs. Próximamente dirigirá Acis and Galatea de Händel para el Festival de Peralada.