La Policía Local denuncia al propietario de un piso turístico y suspende una fiesta de despedida de soltera

​El propietario del piso fue denunciado por incumplimiento de la ordenanza de ruidos y por una infracción en cuanto a los procedimientos reglamentarios en materia de una vivienda turística
|

Agentes de la Policía Local de Sevilla, adscritos al Área de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, han intervenido en una vivienda turística en la que se estaba celebrando de madrugada una despedida de soltera provocando ruidos y molestias en el vecindario. El propietario del piso, que se encontraba dado de alta a través de la Junta de Andalucía, fue denunciado por incumplimiento de la ordenanza de ruidos y por una infracción en cuanto a los procedimientos reglamentarios en materia de una vivienda turística, dado que no se encontraban registradas todas las personas alojadas. La fiesta fue inmediatamente suspendida por parte de los agentes de la Policía.


Policia local



Los hechos se produjeron en una vivienda del centro de la ciudad y fueron detectados por una pareja de agentes de la Policía Local que patrullaba por la zona histórica y se percató del ruido que procedía posiblemente de una fiesta. Tras localizar el lugar donde se celebraba la fiesta los agentes detectaron que se trataba de una vivienda turística que ya había sido inspeccionada en ocasiones anteriores. De forma inmediata, accedieron al piso y suspendieron la fiesta. Una vez que la Policía Local se dirigió a la responsable de la fiesta, ésta explicó que se trataba de una despedida de soltera conformada por un grupo de 19 jóvenes procedentes de Barcelona, que habían alquilado para este fin un total de tres apartamentos, todos ellos en el centro, para un total de 15 personas que, junto a cuatro invitados más, celebraban la mencionada fiesta.



Los agentes contactaron de forma inmediata con el responsable de los apartamentos que fue denunciado tanto por incumplimiento de la ordenanza de ruido como por infracciones en el procedimiento reglado de uso de viviendas turísticas. Ante los agentes, el titular adquirió el compromiso de establecer un documento que garantice la convivencia en los bloques en los que se encuentran los pisos y que sea de obligado cumplimiento para los inquilinos.



"La Policía Local persigue desde hace tiempo de forma contundente cualquier actividad que suponga un problema de convivencia y que dañe el derecho al descanso de los vecinos. Este grupo de personas que no saben respetar las normas de convivencia no representan al turismo que tiene nuestra ciudad. Vamos a tomar todas las medidas necesarias donde se detecten estos casos", explicó el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera.