Iniciadas las obras de saneamiento y abastecimiento en Venta La Liebre y San Rafael en Alcalá de Guadaíra

El Ayuntamiento ha calificado estas intervenciones de "necesarias y esperadas" debido a que "responden a las necesidades que les transmiten los vecinos"
|

Las obras de saneamiento y abastecimiento en las barriadas Venta La Liebre y San Rafael de la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra han dado comienzo cuyas actuaciones supondrán una mejora del servicio de aguas tras las intervenciones, que cuentan con un presupuesto global superior a 1,2 millones de euros y un plazo de ejecución de cinco meses.


Emasesa alcala


Así, el Ayuntamiento ha calificado estas intervenciones de "necesarias y esperadas" debido a que "responden a las necesidades que les transmiten los vecinos", con quienes han mantenido reuniones para informar de los trabajos en cuestión y coordinar el desarrollo de los mismos, según ha informado el Consistorio en un comunicado. En cuanto a la actuación en la barriada Venta La Liebre, la empresa pública de aguas Emasesa invertirá un total de 615.329,77 euros destinados a renovar las redes de saneamiento y abastecimiento en la Avenida Pelay Correa y en la calle Juana de Aizpuru.


Además de las tuberías, se renovarán todas las acometidas domiciliarias y los pozos de registro. La obra culminará con la pavimentación completa de la calzada y las sustitución de bordillos y solería en los acerados. Durante la intervención, la calle se cerrará al tráfico a medida que avancen los trabajos habilitándose el acceso a los residentes mientras que la obra lo permita. Paralelamente, en la barriada San Rafael también ha dado comienzo la ejecución del proyecto de renovación de las redes de saneamiento y abastecimiento que afectan a las calles Avenida de los Azahares, Dama de Noche, Gitanilla, Clavelina y Begonia.


Esta intervención, similar a la anterior, cuenta con un presupuesto de 637.059 euros. Las obras en San Rafael comienzan por la Avenida de los Azahares, y continuarán por Clavelina, Gitanilla y Begonia. La última parte de la intervención se hará en la calle Dama de Noche, lo que permitirá redistribuir el tráfico en la barriada cortando las calles de forma paulatina para la mejor movilidad posible de los vecinos. La renovación de infraestructuras que se habían quedado obsoletas evitarán además en estas barriadas problemas de baja presión, roturas o cortes del servicio para la subsanación de deficiencias.