El Ayuntamiento rinde un homenaje institucional a las personas de la capital deportadas a los campos de concentración nazis

​La celebración de este acto es uno de los acuerdos propuestos en una moción conjunta de todos los grupos políticos del Ayuntamiento aprobada por el Pleno municipal
|

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Participación Ciudadana, Educación y Edificios Municipales, ha rendido un homenaje institucional a las 25 personas, 24 hombres y una mujer, de Sevilla que fueron deportadas a los campos de concentración nazis. Al acto, celebrado en la Avenida Diego Martínez Barrios, donde está previsto ubicar próximamente un monumento dedicado a la memoria de estas 25 personas que fueron deportadas, ha asistido la delegada de Participación Ciudadana, Educación y Edificios Municipales, Adela Castaño, así como representantes de grupos políticos del Ayuntamiento, de la Asociación ‘Amical de Mauthausen y otros campos y de todas las víctimas del nazismo de España’ así como de otras entidades y asociaciones de carácter memorialista y familiares de deportados andaluces a los campos de concentración nazis.


Foto Castau00f1o acto deportados 1



En este acto, convocado con motivo de la conmemoración el pasado 5 de mayo de la liberación del campo de concentración de Mauthausen, donde fueron enviados la mayoría de los deportados españoles, la delegada ha destacado que con este homenaje organizado a través de la Oficina de la Memoria Histórica del Ayuntamiento junto a la Asociación ‘Amical de Mauthausen y otros campos y de todas las víctimas del nazismo de España’ y otras entidades memorialistas como CGT de Andalucía, “pedimos que no se olvide nunca la justicia y la verdad y que se repare la memoria de estas víctimas”.



La celebración de este acto es uno de los acuerdos propuestos en una moción conjunta de todos los grupos políticos del Ayuntamiento aprobada por el Pleno municipal y que se refiere al reconocimiento a las personas deportadas del municipio de Sevilla a los campos de concentración nazis, fundamentalmente al de Mauthausen. Según la documentación recabada por la ‘Amical de Mauthausen y otros campos y de todas las víctimas del nazismo de España’, de los 25 deportados, 14 figuran como asesinados y desaparecidos, diez como liberados y uno como evadido, aunque de estos últimos se desconoce su desenlace final. La propuesta incide en que “Sevilla debe homenajear a quienes soportaron un sufrimiento extremo, terminando los menos en libertad, mientras que la mayoría pagaron con sus vidas”.


DEPORTACIÓN DE ESPAÑOLES


En el caso de los españoles, la causa de su deportación estuvo motivada como parte de la represión de la dictadura franquista tras la Guerra Civil, acusados de lealtad al gobierno de la República, pero también como luchadores contra el nazismo en las filas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial. Más allá de las víctimas directas, sus familias y su entorno también sufrieron las consecuencias.



Mauthausen, por donde pasaron 195.000 personas y donde fueron asesinados 125.000 entre hombres, mujeres y menores, fue conocido como el campo de los españoles. Por sus recintos pasaron aproximadamente 7.500 de los 10.000 españoles que fueron deportados a los campos del Tercer Reich entre 1940 y 1945. En total, unos 5.000 deportados encontraron la muerte en aquel campo, sobre todo en el subcampo de Gusen, donde fueron asesinados hasta 4.000 republicanos. Un número considerable, todavía indeterminado, de liberados el 5 de mayo de 1945 falleció en las semanas posteriores por las graves secuelas físicas y psíquicas que arrastraban.