El Ayuntamiento dedica las portadas del Corpus Christi de 2018 a Nuestra Señora de los Dolores del Cerro del Águila

​El cuerpo principal de las portadas se basa en la fachada de ladrillo del templo y estarán decorados con los motivos propios de las pinturas del altar mayor de la parroquia
|

El Ayuntamiento de Sevilla dedica este año el diseño de las portadas que presidirán la Plaza de San Francisco durante la celebración del Corpus Christi a la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores del barrio del Cerro Águila con motivo de su 75 aniversario. El delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha presentado el diseño de ambas portadas, cuya construcción ya se ha iniciado en la Plaza de San Francisco, junto al párroco de la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, Alberto Tena, y al hermano mayor de la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores del Cerro del Águila, José Anca. Durante la presentación, el delegado ha destacado que “con la elección de la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, el Ayuntamiento brinda un homenaje a todo un barrio que se siente plenamente identificado con su templo y con su hermandad”.


Montaje Portada Corpus 2018


Asimismo, Cabrera ha destacado algunos datos técnicos sobre la construcción de las portadas y del altar que presidirá la Virgen de la Hiniesta Gloriosa, para lo que se emplearán 1.500 horas de trabajo y se utilizarán 4.500 metros lineales de tubos y un total de 480 metros cuadrados de revestido de aglomerado de madera. Las portadas tienen con una altura de 14,70 metros y una anchura de 9,70 metros. El arco central mide 6,50 metros de alto y 3,50 metros de ancho.



DISEÑO DE LAS PORTADAS


El cuerpo principal de las portadas se basa en la fachada de ladrillo del templo en cuya ventana circular del centro aparecerán las siglas JHS (Jesús, Hijo, Salvador). Ambos cuerpos situados en el lateral del arco central, estarán decorados con los motivos propios de las pinturas del altar mayor de la parroquia, así como con el escudo de la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores del Cerro.



En el diseño, también se han empleado objetos propios de las pilastras, cornisas y remates de esta construcción. La parte alta de las portadas está rematada por la espadaña, así como por unos pináculos en tonos azules y blancos. La ornamentación vegetal se basa en el uso de guirnaldas, pies de rusco y centros de buganvillas para los postes de los toldos; y pétalos de rosas y gladiolos para el altar. Para las portadas se usarán también guirnaldas, espigas y variada ornamentación vegetal.



En 1943 se erigió en el barrio del Cerro del Águila la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de los Dolores. No sería hasta el año 1953 cuando, tras diez años en funcionamiento, la parroquia traslada su sede al templo construido ya en el interior del barrio, en la calle Afán de Ribera. Un edificio diseñado por Aurelio Gómez Millán y que, desgraciadamente, hubo que derribar en 1996 debido a los graves problemas arquitectónicos que padecía. La parroquia se estableció entonces, de manera provisional, en las dependencias de la casa de hermandad del Cerro, hasta que el 15 de septiembre de 2002 se bendijo el templo actual, coincidiendo con la ceremonia de coronación canónica de la Virgen de los Dolores.