Sevilla FC 3 - 2 Real Madrid CF: Los hispalenses dan un golpe en la mesa ante el conjunto merengue

​Victoria fundamental del equipo de Joaquín Caparrós ante los madrileños para depender de sí mismo en las dos últimas jornadas de cara al objetivo europeo
|

Seis de seis para seguir demostrando que este equipo quiere estar en Europa la próxima temporada. Sin pensar en las circunstancias que pudiera atravesar su rival, que al final saltó al césped con la mayoría de sus titulares, el Sevilla supo hacer esta noche su partido para complicarle las cosas al vigente campeón de Europa, que vio como los de Caparrós se iban al descanso con la ventaja que le dieron Ben Yedder y Layún. Aunque Sergio Ramos -en propia meta- parecía sentenciarlo todo tras errar una pena máxima, Mayoral y el camero -esta vez sí de penalti- le otorgaron al partido una emoción ficticia pero que obligó a esperar hasta el pitido final para celebrar. Llega El Gran Derbi con el espíritu más que recuperado.


Croni01 1


El partido comenzó con la intensidad prevista, pero Caparrós sabía que el inicio no podía ser tan osado como el de unos días antes ante la Real Sociedad. No arriesgaban los nervionenses, seguros atrás y peleando cada balón en el centro del campo como si fuera el último. Una internada de Escudero por la izquierda, con centro para Vázquez que acabó despejando un defensa, fue el primer aviso. Casemiro respondía con un disparo mordido que atrapó bien Soria abajo. Pronto se dieron cuenta los locales de que una de las principales vías de ataque podían llegar con los balones al espacio para Ben Yedder y lo cierto es que el plan comenzó a salir. El galo, eso sí, avisó primero con una gran conducción y un pase horizontal para Layún que el mexicano no consiguió aprovechar.


Cinco minutos más tarde sí que se iba a dar en la diana con una definición inmejorable de juego directo. Balón largo de Nico Pareja como tantas otras noches, cabezazo de Muriel ante Vallejo para bajarla a la perfección y mano a mano de Wissam, que se deshace de Ramos y se la cambia de palo a Casilla para abrir el marcador. Ahí se pudo ver a un Sevilla mucho más cómodo, al que no le quedaba más remedio que ceder buena parte de la posesión, pero que supo mantener a raya a los rápidos atacantes merengues. De hecho se vivió una fase del partido mucho menos abierta, con control nervionense y pocos errores atrás. Y de ahí al segundo, que a punto estuvo de llegar en el minuto 41, cuando Nacho logró despejar al poste mientras Muriel ya se ponía de gol.


Tres minutos más tarde, la redención con el segundo tanto tras otra nueva optimización de los espacios. Ben Yedder recibe y aprovecha la subida de Nzonzi, al que le favorece el rechace y cede a la derecha para Layún, que le pega con el alma y la manda junto a la escuadra izquierda de Casilla, haciendo temblar el Ramón Sánchez-Pizjuán. Pero las grandes gestas nunca son sencillas y en la segunda parte iba a tocar apretar los dientes para sacudirse el claro dominio merengue. Los de Zidane llegaban casi a la media luna del área contraria con muchos efectivos, pero la zaga seguía cumpliendo con creces. Aunque la tuvo Ben Yedder, a quien se la sacó bajo palos Vallejo, lo que iba a ocurrir justo en la jugada siguiente pudo marcar el partido. Inevitable penalti de Franco Vázquez sobre Lucas y lanzamiento de Sergio Ramos, que la estrella en el larguero.


El choque se volvía loco ante una grada que mezclaba la tensión con las ganas de que todo se terminase. Caparrós movió el banquillo para dar oxígeno, con Sandro por un tocado Muriel. La escuadra capitalina atacaba confiando en la calidad individual de los suyos, pero no parecía que el final fuese a ser tan ajustado, al menos en lo referente al marcador. En una acción casi inverosímil tras una buena subida, Mercado le pegaba sin ángulo y conseguía el tercero a falta de cinco minutos con la inestimable colaboración de Ramos. Para entonces ya estaban sobre el césped Roque Mesa -que permitió dar tranquilidad al juego- y Carriço, que se incrustó ante los centrales para evitar cualquier contratiempo. Sin embargo, el final iba a ser de infarto tras un gol de Mayoral de cabeza al ganar la posición en el área pequeña.


Emoción para los minutos finales, en los que el Madrid tuvo más intención que acierto, hasta que llegó la polémica. Forcejeo de Mercado con Theo dentro del área, con falta previa del madridista que no ve Mateu pero sí la réplica del argentino con el quinto minuto de alargue cumplido. Esta vez sí, Ramos acertó y puso la máxima tensión en la grada, pero apenas hubo tiempo para que Layún sacase de centro y el colegiado valenciano diera por finalizado el choque. Grito de alegría, de alivio o de ambas cosas de un Ramón Sánchez-Pizjuán que vuelve a creer en el momento clave. No hay tiempo para mucho más que no sea recuperar fuerzas y afrontar El Gran Derbi del próximo sábado con la intención única de sacar tres puntos que acerquen el objetivo europeo. Quedan diez días de temporada y el acelerador debe estar pisado hasta el final.


FICHA TÉCNICA

Sevilla FC (3): David Soria, Mercado, Nico Pareja, Lenglet, Escudero, Nzonzi, Pizarro, Franco Vázquez (Roque Mesa, minuto 78), Layún, Muriel (Sandro, minuto 61) y Ben Yedder (Dani Carriço, minuto 81).

Real Madrid (2): Casilla, Nacho, Sergio Ramos, Vallejo, Theo, Casemiro (Llorente, minuto 88), Dani Ceballos (Mayoral, minuto 70), Kovacic, Asencio, Lucas Vázquez y Benzema.

Goles: 1-0, minuto 26: Ben Yeder. 2-0, minuto 44: Layún. 3-0, minuto 84: Sergio Ramos en propia meta. 3-1, minuto 86: Mayoral. 3-2, minuto 94: Sergio Ramos, de penalti.

Árbitro: Mateu Lahoz, valenciano. Amarillas para Mercado, Pizarro, Sergio Ramos y Escudero.


Foto: SevillaFC.es