La Policía Local denuncia a la propietaria de una vivienda turística clandestina que la realquiló sin pedir permiso

​La propietaria, que anunciaba el inmueble en varias webs, llevaba un año realizando esta actividad de forma clandestina
|

Agentes de la Policía Local de Sevilla, adscrita a la Delegación de Área de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, han denunciado un nuevo caso de vivienda turística clandestina. Su propietaria realquiló el inmueble sin avisar ni pedir permiso a las primeras inquilinas que la alquilaron y, además, mostró una actitud agresiva hacia ellas con el objetivo de que lo abandonaran. Los hechos tuvieron lugar a finales del pasado mes de abril, cuando las inquilinas del inmueble, ubicado en el centro histórico, requirieron a través del teléfono 092 la ayuda de la Policía Local, ya que se encontraban encerradas dentro de una habitación por miedo a la propietaria.


Alquilerviviendaprecios644x362



Al llegar al domicilio, los agentes se dirigieron a una mujer que aseguró ser la propietaria de la vivienda y manifestó que las personas que habían avisado a la Policía no eran inquilinas sino invitadas, aunque sí reconoció que estaban encerradas en una habitación. A continuación, los agentes contactaron con las tres jóvenes que rondaban los 25 años y que explicaron que se habían encerrado en la habitación por miedo a la actitud violenta de la propietaria. Así, denunciaron a la Policía Local que, debido a la alta ocupación hotelera durante la Feria de Abril, localizaron una oferta a través de una conocida web de alquiler de la vivienda por un precio máximo de 100 euros por noche. Contactaron con la propietaria para pedirles fotos del inmueble, algo a lo que se negó alegando que no estaba dada de alta aunque, finalmente, llegaron a un acuerdo.



Sin embargo, cuando llegaron a la vivienda la propietaria les informó que la había realquilado a otra familia a través de otra conocida web. Las jóvenes mostraron su desacuerdo y no estando de acuerdo, y a pesar de ello, al regresar de la Feria se encontraron a dos chicas extranjeras, accediendo a compartir la vivienda para no quedarse en la calle. Ante esta situación, la propietaria pretendió echarlas golpeando fuertemente la puerta, forzándola e incluso echándoles agua con un cazo. También les desmontó la ducha, los productos de higiene y procedió a desconectar el termo. Por todo ello, las jóvenes optaron por refugiarse en una habitación. La propietaria reconoció los hechos, así como la publicación del alquiler en varias páginas. Los agentes comprobaron que lleva un año dedicándose a esta actividad de forma clandestina, motivo por el cual fue denunciada.



El delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha destacado “la labor que la Policía Local realiza atendiendo a personas que son estafadas a la hora de alquilar viviendas turísticas que funcionan de forma irregular”. “En la mayoría de los casos, son personas que vienen a visitar nuestra ciudad y que se pueden ver en la calle debido a la mala praxis de quienes ejercen esta actividad de forma clandestina”, ha señalado el delegado quien, además, ha abogado por “rechazar el alquiler de este tipo de inmuebles para evitar fomentar este tipo de práctica irregular”.