El Ayuntamiento habilitará 1.520 plazas para menores de familias en situación de vulnerabilidad social

Este proyecto cuenta con un presupuesto de 2,87 millones de euros para este verano y el próximo y supone un refuerzo con más plazas del programa de garantía alimentaria a través de catering social
|

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Bienestar Social y Empleo, ha aprobado las bases del nuevo modelo de intervención social con menores para este verano que, por primera vez, integrará un programa de actividades socioeducativas y garantía alimentaria a través de comedores habilitados en colegios, centros cívicos o centros de Servicios Sociales de todos los distritos. Este proyecto, con un presupuesto de 2,87 millones de euros para este verano y el próximo, contempla un total de 1.520 plazas.


Foto Flores rueda programas verano


“Cuando iniciamos este mandato, tuvimos que poner en marcha de forma precipitada un programa de garantía alimentaria para los menores de familias en situación de vulnerabilidad en zonas con necesidad de transformación social a través de catering social. Con el paso de los años, ese programa antes inexistente se ha asentado y ahora damos un paso más reforzándolo, ampliando plazas y ofreciendo por primera vez plazas en un modelo de comedores similar al que tienen durante todo el curso los menores en los colegios”, explicó el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores.



El plazo de inscripción para este nuevo programa arranca mañana 26 de abril y estará abierto hasta el 25 de mayo. Las plazas, tal y como ocurría hasta ahora con las actividades socioeducativas se asignarán en función de la baremación que realicen los técnicos de Bienestar Social del Ayuntamiento de Sevilla hasta agotar las plazas. En función de la ubicación de los demandantes, se determinarán exactamente los equipamientos públicos que van a ser empleados para el programa. El objetivo es que todo el programa esté en marcha entre finales de junio y julio.



El nuevo modelo de comedores sustituye así al catering para menores implantado en los veranos de 2015, 2016 y 2017 centrado en las zonas con necesidad de transformación social y con un total de 1.000 plazas. Ahora, se abre a toda la ciudad y el número de plazas de comedor llegará a las 1.500. Además de la incorporación de los comedores para los menores, con respecto a años anteriores, el programa dispone de nuevo de plazas para menores de 7 a 12 años e incorpora un aula matinal de 8 a 10. Dispone en esta ocasión de 10 monitores especialistas para la atención a menores con dependencia y mejora las condiciones laborales de la plantilla al incorporar en los pliegos las condiciones establecidas en el convenio de intervención social.



Junto al programa de comedores, el programa mantiene las dos líneas de actividades socioeducativas que se han venido desarrollando durante os últimos años. Por un lado, las actividades grupales en la ciudad que se realizarán de lunes a viernes en horario de mañana y que son de carácter lúdico, deportivo, talleres, de conocimiento del entorno, refuerzo escolar, salidas etcétera. Además, todos los grupos acudirán un día a la semana a la piscina en horario ampliado hasta las 18.00 horas a través de un programa coordinado con el IMD. Para los menores con edades comprendidas entre los 4 y 12 años, se ofertaran un total de 80 grupos de 16 menores cada uno, y para los menores de 13 a 16 años, se ofertan un total de 15 grupos de 16 menores cada uno. En segundo lugar, se programa campamentos fuera de la ciudad de cinco días de duración en las últimas semanas del mes de agosto y primera de septiembre. Están previstos para un total de 420 menores de edades de 7 a 12 años, y a 210 menores de edades comprendidas entre los 13 y 16 años que hayan asistido con regularidad.