El Ayuntamiento desbloquea la ampliación de las instalaciones de Persan y la primera fase de los suelos de Metrovacesa

​El acuerdo con Metrovacesa supone que la compañía renuncia a una reclamación de hasta 80 millones de euros al Consistorio y edificar más viviendas de protección oficial
|

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha aprobado en el día de hoy la modificación puntual del PGOU que va a permitir la ampliación de las instalaciones de la empresa Persan, bloqueada desde 2008, con una inversión de 50 millones de euros, y el convenio que permitirá el inicio de las obras en los suelos de Metrovacesa, con una inversión de 200 millones de euros. “Son dos medidas de un enorme impacto económico y de interés estratégico para la ciudad que después de años de trabajo empiezan ahora a ser una realidad”, ha explicado el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz.


Fabrica persan



En el primero de los casos, la Gerencia de Urbanismo ha iniciado la tramitación de una modificación puntual del PGOU que tiene su origen en un convenio planteado hace 10 años entre el Ayuntamiento de Sevilla, la Consejería para la Igualdad y el Bienestar Social, la Consejería de Economía y Hacienda y la empresa Persan. En ese momento se planteó la necesidad de ampliar las instalaciones de Persan, encorsetadas entre la A-92 y el Polígono Industrial Pino Oeste, al resultar imprescindible para la supervivencia y crecimiento de la empresa. Se consideró como espacio más conveniente para responder a esas necesidades de ampliación una parcela anexa, propiedad de la Junta de Andalucía, en la que se ubica un Centro de Servicios Sociales destinado a personas con diversidad funcional que, por otro lado, no reúne las condiciones de localización ni de accesos adecuadas para la población a que da servicio. Esta parcela tiene una superficie de 31.122 metros cuadrados, con una superficie construida de 6.612 metros cuadrados.



La modificación aprobada inicialmente hoy permite la ampliación de las instalaciones de Persan con la calificación de la parcela anexa como industrial y, como compensación, la construcción de un nuevo centro para personas con diversidad funcional en La Negrilla por parte de la propia empresa. Además, la superficie destinada a equipamientos (31.000 metros cuadrados) se traslada a dos parcelas ubicadas en Palmete y titularidad de AVRA, que albergarán equipamientos, zonas verdes y espacios libres. En total, la inversión prevista es de 50 millones en la ampliación de las instalaciones y 4 en la construcción del nuevo equipamiento de Servicios Sociales.



En segundo lugar, se ha aprobado el convenio que permite la reactivación de los suelos de Metrovacesa en Palmas Altas Sur. Después de que el pasado mes de octubre se alcanzara un acuerdo con la entidad Metrovacesa para resolver el Convenio Urbanístico suscrito en 2010 para urbanizar los terrenos de Palmas Altas Sur (ámbito SUS-DBP-02), debido a la paralización y posterior judicialización que ha sufrido durante años esta operación urbanística, se ha acordado aprobar el nuevo convenio que se suscribe con la entidad Metrovacesa para establecer básicamente las fases de ejecución de la urbanización de este ámbito, comprometiéndose Metrovacesa a asumir íntegramente la primera fase.


De acuerdo a esta planificación, en esta primera fase de obras se invertirían alrededor de 200 millones de euros dirigidos a la urbanización de los suelos, con un presupuesto de 23 millones de euros; la construcción de una primera fase de viviendas que contempla 1.000 viviendas de renta libre y 274 de protección oficial, lo que supone en torno a la tercera parte del desarrollo total del suelo, y la ejecución de dos conexiones viarias para garantizar los accesos al sector.



La primera de estas conexiones sería por el acceso norte, que conectaría la glorieta situada en la Avenida de las Razas con el Sistema General Viario DBP-02 hasta su entrada en el Sector. La segunda, que se situaría al sur, para dar salida al Sistema General Viario DBP-01, dotando al sector de fluidez en los desplazamientos, entradas y salidas, evitando el efecto “fondo de saco”, y dando una solución más armónica, coherente y continuada en su linealidad al sistema general de conexiones viarias de la ciudad en su conjunto. Estas dos conexiones viarias suponen una inversión de aproximadamente 18 millones de euros.



“En este mandato hemos pasado de tener que aportar 23 millones de euros y de una reclamación de hasta 80 millones de euros al Ayuntamiento a que se desbloquee el proyecto de urbanización y construcción de viviendas”, ha explicado Antonio Muñoz, quien ha destacado que esto es resultado del trabajo y la gestión realizada durante los últimos años por parte del equipo técnico de Gerencia. Por último, el Consejo de la Gerencia, ha aprobado definitivamente el procedimiento iniciado el pasado mes de febrero para traspasar edificabilidad a la parcela donde se construye actualmente el nuevo centro comercial y de ocio familiar en Palmas Altas, con una inversión de 200 millones de euros. La aprobación definitiva se produce después de haber contestado a las alegaciones recibidas durante el trámite de exposición pública del documento.



La operación consiste exactamente en un trasvase de una edificabilidad de 12.000 metros cuadrados techo desde otra parcela comprendida en el mismo sector –propiedad de la inmobiliaria Viapol– a la que es objeto de las obras, con el fin de permitir la ordenación pormenorizada que es de aplicación en esos suelos y, para posibilitar el pleno desarrollo constructivo del centro comercial y de ocio en los términos en que está previsto. Con esta ampliación, la promotora del centro de ocio comercial y familiar pretende dar cobertura de forma prioritaria entre otros proyectos a la construcción de unos multicines y un centro de ocio juvenil e infantil.