El 96 por ciento de las asistencias sanitarias en la Feria de Abril se ha atendido ‘in situ’ y sin traslado hospitalario

En cinco años, se ha pasado de un veinte a un cuatro por ciento de traslados a centros hospitalarios gracias a la coordinación entre los servicios y a la mejora de los recursos materiales y humanos
|

El dispositivo sanitario para la Feria de Abril 2018, conformado por Cruz Roja, 061, el Servicio de Salud del Ayuntamiento de Sevilla y Emergencias 112, y con el apoyo indispensable de Protección Civil y Bomberos, ha registrado en lo que llevamos de fiestas –hasta la jornada de ayer– 993 asistencias, de las que el 96 por ciento se han resuelto en las propias instalaciones de atención situadas en los aledaños del Real, mientras que tan sólo un cuatro por ciento han requerido traslados hospitalarios. En su comparación con los mismos días de la edición de 2017, el número de asistencias se ha incrementado un 12,96 por ciento, mientras que los traslados han disminuido el 20,84 por ciento.


Dispositivo sanitario 2



El delegado de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento, Juan Manuel Flores, y Amalia Gómez, presidenta de Cruz Roja en Sevilla, han realizado hoy una visita a las instalaciones del dispositivo sanitario, en compañía del jefe del Servicio de Salud del Consistorio, Fernando Martínez-Cañavate. El equipo sanitario en esas dependencias lo conforman nueve médicos, 15 enfermeros, 20 técnicos de emergencias, 16 primeros intervinientes, dos responsables operativos y psicólogos de guardia –cifra variable–, y sus recursos materiales constan de 12 ambulancias, un vehículo de apoyo logístico, un equipo de primera intervención. Varias salas de primera atención y curas, sala de observación y sala de recuperación y con especialidades médicas específicas para la Feria tales como intensivistas e internistas son algunas de sus dependencias.



Las asistencias que se atienden son diversas, pero abundan esguinces, luxaciones, intoxicaciones etílicas, patologías respiratorias o lipotimias. Cinco años atrás, esos traslados a centros sanitaros ascendían al 20 por ciento, y ahora al cuatro por ciento. “Tal reducción tan sustancial ha sido posible gracias a la mayor rapidez en el tiempo de respuesta, a la coordinación interna en el dispositivo sanitario y al incremento de los recursos humanos y materiales”, ha comentado Flores.



Hasta 17 módulos componen las instalaciones –en la Avenida Alfredo Kraus, junto a la sede de la empresa municipal Lipasam–, con una sala de reanimación, dos para la cura, uno de sutura, un módulo respiratorio, otro polivalente, uno de observación, dos de servicios, uno de almacén, otro de farmacia, dos para oficinas, otro para el descanso, uno de transmisiones y, por último, una sala de espera. Amalia Gómez ha destacado la coordinación entre todos los servicios sanitarios, y ha agradecido “el trabajo desinteresado de los voluntarios”.



Por su parte, Juan Manuel Flores ha incidido en que la coordinación se extiende al Cecop, y ha valorado la importancia de los equipos de a pie para atender con más rapidez las incidencias sanitarias, y especialmente cuando existe una gran afluencia de público en las calles del Real. Flores ha recordado que pocos eventos en el país tienen con un dispositivo sanitario de tal envergadura y ha recordado que todas las casetas públicas del Ayuntamiento en el Real de la Feria de Abril 2018 cuentan con equipos desfibriladores, en el marco de la estrategia municipal para una ciudad cardioprotegida. En la rueda de prensa, Juan Manuel Flores y Amalia Gómez han estado acompañados por Manuel Terriza, gerente de la Fundación SSG, una entidad especializada en la implantación de espacios cardioprotegidos que asesora en este campo al Ayuntamiento de Sevilla.