El Ayuntamiento de El Viso niega daños al yacimiento arqueológico y señala el hallazgo de una vasija

Según el Consistorio, las actuaciones denunciadas corresponden a unos trabajos municipales para la instalación de un surco junto al recinto ferial, mediando además "derrumbes" ocasionados por la erosión
|

El Ayuntamiento de El Viso del Alcor (Sevilla) ha negado hoy que el yacimiento arqueológico de La Tablada haya sufrido "daño" alguno como consecuencia de los movimientos de tierra denunciados por el Colectivo Ecopacifista Solano. Según el Consistorio, las actuaciones denunciadas corresponden a unos trabajos municipales para la instalación de un surco junto al recinto ferial, mediando además "derrumbes" ocasionados por la erosión.


Vasija el viso


Frente a la denuncia del Colectivo Ecopacifista Solano, que avisa de que una serie de "remociones de terreno" acometidas en el entorno del yacimiento arqueológico de La Tablada con relación al recinto ferial habrían ocasionado un "destrozo para la integridad" de dicho yacimiento, que albergaría restos de la Edad del Cobre, turdetanos y romanos, el Ayuntamiento alega que antes de la actuación de dicha organización conservacionista, otro colectivo cultural había pedido información acerca de movimientos de tierra acometidos en esta zona. 


Dos días más tarde de dicha petición de información, según el Ayuntamiento, el concejal de Cultura, Juan Jiménez, fue informado del hallazgo de "ciertos restos arqueológicos coincidiendo con el movimiento de tierra", visitando el enclave el día siguiente. Allí, "junto con otro trabajador municipal", se habría "extraído lo que parece la base de una vasija, siguiendo las indicaciones de un arqueólogo de Carmona".  En ese sentido, el Ayuntamiento de El Viso explica que los movimientos de tierra fueron realizados por un operario municipal con una máquina retro excavadora, para "recuperar un surco y que el agua corriera correctamente por detrás de las casetas (del recinto ferial) y no se inundaran como pasó en años anteriores".

Según el Consistorio, "este trabajador retiró la tierra de un derrumbe anterior, producido por la acción erosionante del agua, cuando se derrumbó otro trozo de tierra de la pared" del promontorio donde se localiza el yacimiento arqueológico, con lo cual el operario "sólo retiró la tierra para hacer el surco y cayó más tierra al suelo, que volvió a retirar". "No se ha producido ningún daño al yacimiento y gracias al derrumbe producido por el agua, se vuelve a confirmar la importancia del yacimiento, porque ha aparecido que parece ser la base de una vasija", defiende el Ayuntamiento.