Tranvías de Sevilla reclama "coherencia" a los sindicatos y ciñe la negociación a la anulación de la huelga

​La citada empresa ha manifestado que tiende "la mano a los trabajadores" y pide "una mesa de diálogo para conocer de primera mano sus demanda"
|

La empresa Tranvías de Sevilla, adjudicataria de diversas líneas de autobuses del Consorcio Metropolitanos de Sevilla y cuya plantilla promueve una huelga para los días de la Feria de Abril en demanda de mejoras en materia de condiciones laborales y conciliación, reclamó ayer "coherencia a los sindicatos" porque sus reclamaciones "desdicen" el pacto alcanzado para el convenio provincial del sector. Además, la empresa ofrece "un calendario de negociación", subordinado eso sí a la desconvocatoria de la huelga.


Tranvias de sevilla


En un comunicado emitido después de que acabase sin acuerdo la reunión celebrada entre ambas partes en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla), la citada empresa ha manifestado que tiende "la mano a los trabajadores" y pide "una mesa de diálogo para conocer de primera mano sus demandas, valorar las peticiones y posteriormente, efectuar propuestas y negociarlas, pero con la premisa de la desconvocatoria de la huelga". Así lo ha asegurado el gerente de Tranvías de Sevilla, Santiago Robles, quien ha destacado que la posición de la empresa ha sido siempre la de "invitar constantemente al diálogo y así lo acreditan los más de 35 años de trayectoria de paz social y de ausencia de huelgas en la compañía".


LAS DEMANDAS SINDICALES


Con respecto a las demandas laborales, pues CCOO señala las "perdidas de poder adquisitivo, el uso de medios audiovisuales como elemento coercitivo, turnos lesivos para la conciliación de la vida familiar y jornadas de hasta nueve horas seguidas con sólo 13 minutos de descanso", el gerente manifiesta no entender por qué se solicita ahora estas propuestas, "cuando hace menos de diez meses, los trabajadores firmaron el convenio colectivo provincial del transporte de viajeros por carretera". Por eso, ha reclamado "coherencia a los sindicatos". "Entendemos que se desdicen de su propio acuerdo sin ni siquiera informarnos previamente", ha argumentado.


Sobre la colocación de las cámaras de video vigilancia, el gerente explica que las mismas cuentan con todas las autorizaciones necesarias como exige la Ley de Protección de Datos y que se utilizan exclusivamente como medida de seguridad. "Es un elemento que aporta objetividad en la resolución de conflictos y reclamaciones que se puedan producir en la prestación del servicio, por ejemplo en caso de agresiones al conductor o en caso de siniestros".


EL DINERO

Sobre el aspecto económico, pues se reclamaría un sueldo mínimo de 1.500 euros líquidos al mes, Tranvías de Sevilla asegura que es un asunto que "varía para cada trabajador, dependiendo de sus circunstancias personales, de su actividad, de sus bajas y licencias y otras incidencias que se hayan producido, y que en cualquier caso se tienen que valorar en un ciclo anual para tener una visión realista y completa".

De cualquier manera, el portavoz de la empresa subraya que las retribuciones también están pactadas en el convenio sectorial vigente, asegurando que el resto de demandas señaladas por CCOO "ni siquiera están entre las demandas planteadas ante el Sercla", toda vez que "las medidas han sido pactadas por ambas partes y siempre pensando en la mejor solución colectiva".


EL CONVENIO PROVINCIAL DEL SECTOR

"Los turnos van cambiando cada semana justamente para mejorar la calidad de vida de los trabajadores, para que los turnos más duros, de noche o de primeras horas de la mañana, sean más llevaderos y se compartan entre todos los compañeros", ha defendido Robles, insistiendo en que "resulta muy sorprendente que lo que se acordó antes del verano y se viene cumpliendo con exactitud y puntualidad, se cuestione a estas alturas de año".

Así, el gerente de la empresa llama a negociar "siempre bajo el marco del convenio colectivo provincial, que es el de aplicación en Tranvías de Sevilla, ofreciendo "un calendario de negociación productiva y realista pero sin presiones", lo que le lleva a ceñir dicho diálogo a la desconvocatoria de la huelga. En todo caso, pide a los trabajadores que consideren "la posibilidad de plantear la huelga sólo si no se alcanza un acuerdo negociado en un plazo razonable".