El proyecto de innovación abierta Sevilla Futura se constituye con 16 compañías de primer nivel y cinco empresas públicas

Se ha firmado el acta fundacional de la asociación sin ánimo de lucro que trata de convertir a la capital en un laboratorio permanente de ‘smart city’
|

Dieciséis empresas o corporaciones empresariales (Abengoa S.A., Airbus Defence & Space, S.A.U.; Azcatec Tecnología e Ingeniería S.L.; Cisco Systems Spain, S.L.; Endesa Energía Sociedad Anónima; Asociación Empresarial Eticom Clúster de la Economía Digital de Andalucía; Ferrovial Servicios; Fundación Ayesa; Human Smart LAB; IBM; Inerco Corporación Empresarial Sociedad Limitada; Orange Espagne S.A.U.; Singular People Andalucía, S.L.; Telefónica; Vodafone España S.A. Unipersonal, y, por último, Wellness Telecom) más cinco socios de honor (Consejería de Empleo y Empresa de la Junta de Andalucía, Corporación Tecnológica de Andalucía CTA, Universidad de Sevilla, Universidad Pablo de Olavide y Ayuntamiento de Sevilla) han constituido en el día de hoy la asamblea general de la asociación sin ánimo de lucro Sevilla Futura, que asumirá el desarrollo del proyecto impulsado desde el propio Consistorio para vincular a compañías tecnológicas de primer nivel, emprendedores y universitarios con el objetivo principal de convertir a esta ciudad en el epicentro de la innovación abierta en España.


Sevilla Futura



“Hoy es un gran día para Sevilla porque no es precisamente fácil reunir en entorno a un proyecto tantas empresas de primer nivel, tanto conocimiento y tanto talento para unir nuestros esfuerzos y favorecer la innovación, la formación, la divulgación científica y tecnológica y el emprendimiento y, por tanto, la economía y el empleo de calidad”, según ha explicado el alcalde, Juan Espadas, durante el acto formal de constitución de la asociación con la firma de sus estatutos y el acta fundacional. La rúbrica del acuerdo de hoy –ha añadido el regidor– es el resultado de tres años de trabajo uniendo y estableciendo sinergias entre todas las empresas e instituciones representadas con un único objetivo: apostar por la innovación en Sevilla.



“Es la primera piedra, muy sólida a tenor de las empresas e instituciones que la han puesto, de un proyecto colectivo de bien común para convertir Sevilla en un centro de excelencia, propiciando un ecosistema de innovación potente y cuyas soluciones a retos tecnológicos de todo tipo, tanto empresariales como ciudadanos o sociales, sean exportables a nivel global”, ha abundado Juan Espadas. El alcalde, además, ha recordado que aunque Sevilla Futura tendrá inicialmente la sede en el Edificio CREA (Centro de Recursos Empresariales Avanzados, sito en el barrio de San Jerónimo), la intención es que ocupe una parte de las antiguas y anexas Naves de Renfe cuando se rehabiliten –en el marco del programa con financiación europea EDUSI para las zonas Norte y Macarena–, y que sea, por tanto, el comienzo del conjunto del centro tecnológico contemplado para estas naves.



El proyecto público-privado Sevilla Futura responde a una necesidad estratégica de la ciudad de fomentar su reindustrialización inteligente a partir de la tecnología. “La iniciativa, que en suma trata de convertir a Sevilla en un laboratorio de tecnologías, está abierta a la participación de más compañías e instituciones públicas. Pues una vez que eche a andar, estamos seguros de que se captarán más inversiones”, según ha comentado el regidor, que en el acto ha estado acompañado por el equipo de la Delegación de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales, encabezado por su titular, Carmen Castreño, a quien ha agradecido el trabajo realizado para engarzar a todas las empresas e instituciones públicas que han rubricado esta acta fundacional de Sevilla Futura.



A partir de ahora, empresas e instituciones firmantes abren una vía de colaboración para la organización de eventos divulgativos, programas formativos, proyectos de apoyo al emprendimiento empresarial o iniciativas que sigan convirtiendo a Sevilla, durante todo el año, en un laboratorio smart city. Se irán definiendo retos (es decir, necesidades, problemas) y serán las empresas y los socios quienes dirán definiendo quiénes se encargan de resolverlos, aplicando siempre la innovación y las nuevas tecnologías.