JOSUÉ BRACHI, CAMPEÓN DE EUROPA DE HALTEROFILIA EN LA MODALIDAD DE 58 KG EN BUCAREST (RUMANÍA)

"Ser campeón de Europa es un impulso más de motivación para afrontar más retos como haltera para España"

El haltera sevillano Josué Brachi ha atendido a Información Sevilla dos semanas después de lograr la medalla de oro en la modalidad de 58 kg en el Campeonato de Europa de Halterofilia celebrado en Bucarest (Rumanía)​. El deportista habló sobre las sensaciones tras conseguir la medalla, sus próximos objetivos como deportista y cómo mantiene la motivación para seguir luchando por más objetivos para la halterofilia española.
|

-Enhorabuena por la medalla de oro en el Campeonato de Europa de Rumanía. ¿Le ha costado lograr la primera posición a nivel continental en su categoría (56 kg)?

-Ha sido difícil lograr la medalla porque éramos ocho personas los que nos disputábamos las primeras posiciones y estábamos cerca una de otra en cuanto a pesos.


IMG 3594


-En la competición, lograste la medalla de oro en arrancada (116 kg), plata en dos tiempos (138 kg, superado por el italiano Mirco Scarantino) y la medalla de oro en el total olímpico (254 kg). ¿Qué modalidad fue la más complicada para ti en la final?

-Lo más difícil fue el dos tiempos, porque quedé segundo haciendo el mismo peso que el ganador. Lo que pasa es que mi rival lo realizó antes que yo y por eso él venció en la modalidad de dos tiempos. La verdad es que todo el mundo iba fuerte en esta modalidad y a mí se me da mejor la arrancada que en dos tiempos. Al final, salimos bastante bien de allí.


-Has hecho historia en la halterofilia española, al ser el primer español en lograr una medalla de oro en una competición continental. ¿Qué se siente al ser el primer español en lograrlo?

-Estoy muy contento por haber quedado campeón de Europa, y más contento si aún cabe si me dicen que es la primera vez en la historia. Espero que esta medalla sea un precedente en la halterofilia española, y haya muchos compañeros que también sean campeones de Europa porque se ha visto que hay posibilidades.


-Al ser el primer español que consigue una medalla en el Europeo, ¿sientes más presión por seguir manteniendo el nivel en cada campeonato internacional?

-Yo no sé si habrá más presión, pero la verdad es que a mí me gusta. La presión no es un factor que me influya mucho a la hora de competir, porque estoy acostumbrado a estar sometido a mucha presión psicológica. Sobre todo, mis compañeros y entrenadores son exigentes conmigo para dar lo mejor de mí, y yo también que soy exigente con lo que hago. No me preocupa esa presión.


-En los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016 no conseguiste subir al podio y realizaste tres nulos en un peso. Esta medalla de oro, ¿supone superar esa mala competición y tener un plus más de confianza para seguir en el deporte de alto rendimiento?

-Después de Río 2016, competí en el Campeonato de Europa de 2017 en Split (Croacia) donde también no realice una buena competición. Este torneo fue un punto de inflexión en mi carrera y estuve a punto hasta de dejarlo porque no me veía capacitado para más. Gracias a mí entrenadores (Manuel Bermejo y Rosario Muñoz), mi psicólogo (José Carlos Yáñez), mis amigos, familia y mi novia me apoyaron y me dieron fuerzas para sacarme de ese agujero negro. Después de esa medalla en el Mundial de 2017 me crecí muchísimo a nivel mental y seguimos trabajando a nivel psicológico. Ahora que soy campeón de Europa, veo el camino mucho más despejado. Esta medalla ha sido un impulso de motivación para seguir luchando como haltera con vistas al Mundial de este año, que es clasificatorio para Tokio 2020.


IMG 3584

-Ha habido otros halteras españoles que han logrado una medalla en el Campeonato de Europa como Lydia Valentín (oro en 75 kg) o Andrés Mata (bronce en 77 kg). ¿Estos resultados son un impulso más para la halterofilia española para que suba el nivel de nuestro país y se haga más fuerte a nivel internacional?

-Sí, creo que sí. Este nivel se ve desde hace varios campeonatos. Ahora se ha dado más a conocer los resultados deportivos de la halterofilia española gracias a Lydia Valentín y al gran resultado que está obtenido el equipo español de halterofilia. Este reconocimiento ayuda a que la halterofilia española se dé más a conocer en nuestro país.


-Después de conseguir la medalla de oro en el Campeonato de Europa, ¿es difícil mantener la motivación alta de cara a afrontar nuevos campeonatos a nivel nacional e internacional?

-Al revés. Esto te motiva más para engancharte con más ganas todos los días a una barra, porque sabes que si lo has conseguido una vez, sabes que lo puedes conseguir más veces. Estos resultados te motivan para seguir entrenando y mejorando cada día, para demostrar que no es el último escalón al que subes, sino que hay muchos más que debes subir.


-En el objetivo de conseguir una medalla o de competir por estar entre los mejores de la halterofilia mundial, ¿cuál cree que puede ser el factor clave a la hora de afrontar una final?

- Por supuesto, tienes que estar bien físicamente con una buena preparación física. También influye una preparación psicológica, porque en este campeonato, se ha visto que no he ganado sólo por lo físico, sino por lo psicológico. He vencido a mis rivales también de manera psicológica. Normalmente, en dos tiempos no suelo ser bueno, pero cambié de estrategia. Salimos por 140 kg de peso y cuando mi rival tenía 144 kg, empezamos a bajar a 138 kg. En el primer intento, fue clave para conseguir esa medalla y estaba mejor psicológicamente y físicamente preparado que mi rival.


-En el momento de conseguir la medalla de oro, ¿en quién pensaste en el podio?

-Pienso en el equipo que hay detrás de mí. Sobre todo, pienso en mis entrenadores porque desde que tenía 13 años, son los que me siguen preparando y son los que me mantienen los pies en el suelo. También, pensé en mi familia porque es mi apoyo moral para todo lo que haga en mi vida. Y también, en la gente que me apoya cada día para seguir creciendo como deportista.


-¿Tokio 2020 es un objetivo principal ahora mismo en su carrera deportiva?

-El objetivo principal son los próximos Juegos Olímpicos. Pero como queda todavía tiempo, vamos paso por paso y nos marcamos pequeñas metas a corto/medio plazo como objetivos. Dentro de dos meses, tenemos los Juegos del Mediterráneo en Tarragona en junio, donde la preselección será en Barcelona. En esta competición, será un paso de inflexión en mi carrera, porque me enfrentaré a rivales que no están en Europa pero sí en esta competición. Y, sobre todo, el Campeonato del Mundo de 2018 en Ajsbad (Turkmenistán).


IMG 3590

-La halterofilia es uno de los deportes donde afecta el tema del dopaje. ¿Esta situación puede afectar a un deportista de cara a afrontar nuevas competiciones, a pesar de que, al cabo de un tiempo, se le reconozca los éxitos deportivos como a Lydia Valentín?

-Es desagradable para un deportista saber que le han quitado ya no sólo subirse a un podio, sino todo lo que conlleva después de alcanzar la medalla, como patrocinadores o becas. Sobre todo, la satisfacción de que has hecho un buen trabajo y, más que económico, influye más a nivel personal. Un momento en el que has entrenado para alcanzar la máxima posición posible, pero no te lo reconocen al no lograrlo. Creo que se ha demostrado en el Mundial de 2017 que cuando los deportistas van limpios y no hay dopaje, España está donde se merece: en lo más alto a nivel mundial como ha pasado con Lydia Valentín o conmigo. Nuestro equipo ha finalizado entre los ocho países mejores en categoría masculina y en femenino, han quedado entre los quince primeros.


-Con el tema del nivel y trabajo de la base con las categorías Junior y Sub-23, ¿es un paso más para que se mantenga la halterofilia española a nivel mundial?

-Creo que sí, porque la halterofilia española tiene como cabeza visible a Lydia Valentín. El equipo absoluto está consiguiendo muy buenos resultados, pero a raíz del Sub23 y Junior, se va a haber una progresión larga y duradera de esos éxitos que está consiguiendo España. No es como otros deportes donde cuando un deportista se retira, decae el nivel y se olvida del deporte, sino que va a seguir sacando buenos resultados a nivel internacional y nacional.


-Desde que te iniciaste en este deporte, y tras haber disputado unos Juegos Olímpicos y conseguir medallas a nivel nacional e internacional, ¿pensabas llegar tan lejos en este deporte?

-No (risas). La verdad que, cuando comienzas en un deporte, te gusta y empiezas porque lo vives o porque lo disfrutes. También porque conoces sitios y lugares y haces amistades. Pero nunca porque quieras ser campeón de alguna competición. En ese instante, disfrutas del momento que vives y cuando pasan los años como deportista, te haces profesional y te das cuenta de que es factible estar arriba y de que los sueños se cumplen. Es todo progresivo y todo muy natural, ya que el mismo cuerpo te lo pide.