La Policía Local inmoviliza durante la Semana Santa a dos vehículos por casos de intrusismo en Santa Justa y en el Aeropuerto

​El primero de los hechos ocurrió en la Estación de Trenes el pasado lunes Santo, cuando un vehículo que recogía a dos turistas de Cádiz con la intención de trasladarlos hasta un hotel de la provincia les cobraba 15 euros
|

Agentes de la Policía Local de Sevilla, adscrita a la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, han denunciado e inmovilizado durante la pasada Semana Santa a dos vehículos por casos de intrusismo en Santa Justa y en el Aeropuerto de San Pablo y al conductor de una VTC que circulaba bajo los efectos del alcohol. El primero de estos hechos se produjo el pasado Lunes Santo, cuando una patrulla de la Policía Local detectó en la zona de taxis concertados de la Estación de Santa Justa a un vehículo que recogía a dos turistas de Cádiz con la intención de trasladarlos hasta un hotel de la provincia, por lo que les cobraría 15 euros.


Controlpolicialocalsevilla



Tras comprobar la documentación del vehículo y solicitar a su conductora el título habilitante para realizar esta actividad resultó que carecía del mismo. Así pues, los agentes procedieron a formular la correspondiente denuncia y a inmovilizar el vehículo, al tiempo que atendieron a los pasajeros y les facilitaron el transporte para su traslado. El segundo caso tuvo lugar el Martes Santo, cuando la Policía Local recibió quejas de varios taxistas sobre la existencia de un vehículo en el Aeropuerto de San Pablo que realizaba transporte portando la placa de Servicio Público (SP), algo que igualmente pudieron corroborar a través de las cámaras. Tras realizar las averiguaciones necesarias, los agentes concluyeron que se trataba de un antiguo taxi cuyo propietario había transmitido la licencia y vendido el vehículo como particular retirando todos los distintivos externos salvo la mencionada placa y todos los elementos internos que mantenían la apariencia de un taxi de servicio. Todo ello le permitía realizar durante la Semana Santa servicios propios del sector del taxi sin tener ya licencia para ello.



Este vehículo fue localizado en el aparcamiento del Aeropuerto de San Pablo por taxistas que avisaron a la Policía Local y que estaba estacionado como un turismo más. Su conductor estaba esperando a un turista italiano que tenía reserva en un hotel de la ciudad. Los agentes procedieron a formular la denuncia y a inmovilizar el vehículo por realizar transporte de viajeros careciendo del título habilitante para ello. El turista fue atendido por un taxi que se encontraba en la parada del aeropuerto y fue trasladado a su destino.



Finalmente, el último caso se produjo el pasado Domingo de Resurrección, cuando agentes de la Policía Local comprobaron que el conductor de una VTC que acababa de trasladar pasajeros desde la calle Almirante Ulloa hasta el aeropuerto presentaba síntomas de embriaguez. Tras realizarle la prueba de alcohol, ésta dio un resultado positivo y, concretamente, superaba el doble del máximo permitido, por lo que fue denunciado y el vehículo inmovilizado.