El Ayuntamiento prosigue con la campaña de replantación en alcorques vacíos de la ciudad en Cerro-Amate

En la calle Nescania, en El Trébol, han sido necesarias obras previas en las infraestructuras de servicios y en el acerado para permitir las plantaciones
|

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, prosigue con su campaña de plantación de árboles 2017-2018 en unos mil alcorques vacíos del viario público de la ciudad. Esta semana se ha realizado el acto simbólico de colocación de nuevos ejemplares de koelreuteria paniculada en la calle Nescania de la barriada de El Trébol, dentro de la programación contemplada por el Servicio de Parques y Jardines en el Distrito Cerro-Amate.


Nescania


El acto lo protagonizaron el delegado del Distrito Cerro-Amate, Juan Manuel Flores, y de Parques y Jardines, David Guevara, el director general de Medio Ambiente y Parques y Jardines, Adolfo Fernández, y vecinos de esta barriada. En concreto, para el conjunto del distrito se han previsto 101 nuevos árboles en una decena de calles, y los trabajos concluirán la semana próxima.


Se han elegido principalmente naranjos, koelreuteria paniculada y sóforas, según el criterio de los técnicos para cada zona y las demandas de los vecinos y las vecinas, así como las necesidades de sombra y su encaje con el resto de las especies de su entorno inmediato. “En algunos casos, como en la calle Nescania, se han tenido que afrontar obras previas en buena parte del acerado, que se ha renovado, para poder adecuar el suelo a las plantaciones, modificando infraestructuras de suministros, ha señalado Juan Manuel Flores, quien ha destacado, además, la variedad de especies que hay en las calles del distrito.


Por su parte, David Guevara ha recalcado la firme apuesta del actual gobierno de la ciudad por recuperar el arbolado perdido en los últimos años. De hecho, la cifra de 1.000 plantaciones previstas para la actual campaña –arrancó el pasado octubre y concluirá en unos días debido a la llegada de altas temperaturas– se incrementará sustancialmente a partir de la próxima que se inicie en otoño, pues el pasado día 1 de marzo entró ya en vigor el nuevo contrato de gestión de las zonas verdes y el arbolado. De hecho, su objetivo es alcanzar 7.000 nuevos ejemplares en cuatro años.


La estrategia del arbolado en la ciudad parte de una selección de las especies con el objetivo de no incurrir en los problemas surgidos en otras etapas en la ciudad y con una apuesta por un modelo en el que haya gran biodiversidad y diferentes especies. En la elección, asimismo, se han tenido en cuenta las especies que proporcionan mejor resultado, sobre todo de resistencia y adaptación a la propia climatología de la capital, y que produzcan menos alergias.