El CEAR Cartuja albergará este fin de semana la 49º edición del Campeonato de España de Piragüismo

​En esta edición, hay récord de participación, con 720 palistas que representan a 114 clubes de 15 comunidades autónomas del territorio nacional
|


Fotopresentaciongrupo


El Campeonato de España de Invierno de Piragüismo 2018 se disputará el sábado 17 y el domingo 18 en Sevilla con récord de participantes, 720 inscritos de 114 clubes en representación de 15 comunidades autónomas, en la prueba que iniciará la temporada de la competición de esprint, modalidad que aportó al equipo nacional tres de las cuatro medallas obtenidas en Río y que fueron reconocidas con otros tantos Premios Nacionales del Deporte, cuyas copas serán exhibidas en las instalaciones del CEAR La Cartuja durante el fin de semana.


El vicepresidente primero de la Federación Española de Piragüismo, Pedro Pablo Barrios, ha presentado este mediodía el Campeonato en la rueda de prensa celebrada en las instalación del CEAR La Cartuja, en la que también ha comparecido la directora general de Actividades y Promoción del Deporte de la Junta de Andalucía, María José Rienda, y el concejal de Deportes de Ayuntamiento de Sevilla, David Guevara. También han asistido el delegado Territorial de Cultura, Turismo y Deporte, José Manuel Girela; el presidente de la Confederación Andaluza de Federaciones Deportivas Andaluzas, Alfonso Escribano; y el equipo nacional de piragüismo, que se encuentra concentrado en la instalación andaluza.


El XLIX Campeonato de España de Invierno se disputa para categoría masculina y femenina en sénior, sub23, júnior y veteranos en K1 y C1 con una prueba clasificatoria el sábado sobre 2.000 metros contrarreloj en la que obtienen el pase los 70 primeros que hayan entrado dentro del cierre de control, establecido en dos minutos a partir del primer clasificado, y el domingo tendrá lugar la final de 5.000 metros en línea con una única salida.



En sénior femenino K1 la prueba contará con una amplia participación entre la que destaca la zamorana Eva Barrios, perteneciente al Durius Tecozam-Viajes Sanabria, ganadora desde 2012. También estarán sus compañeras de podio en la pasada edición Laura Pedruelo (Hotel Convento-Piragüismo Duero Zamora) y Begoña Lazkano (Donostiarra Kayak), las internacionales Laia Pelachs (Baynoles) y Alicia Heredia (Náutico de Palma) y palistas con mucha experiencia como Amaia Osaba (Pamplona) y Ana Varela (Kayak Tudense), que reaparece tras su maternidad. En C1 es novedad la incorporación de la palista de la Escuela de Piragüismo Aranjuez María Corbera, competidora hasta ahora en K1, donde el pasado año terminó en quinta posición, que se medirá con las principales estrellas de la prueba la balear Adriana Paniagua, elegida por la RFEP mejor palista española del año 2017, la vallisoletana Patricia Coco y la gallega Antía Jácome.


En hombres K1 con la ausencia del gallego del Kayak Tudense Gabriel Campo, tras anunciar su retirada, la prueba contará con el grupo de favoritos al triunfo, entre ellos el catalán Albert Martí, el vasco Iñigo Peña, el castellano-manchego Franciso Cubelos, los asturianos Emilio Llamedo y Javier Hernanz, los gallegos Rubén Millán y Roi Rodriguez y el canario Víctor Rodríguez, que completaron el top10 en la última edición.

Además, el K1 cuenta entre los inscritos con el campeón olímpico de Río en K1 1.000 metros el mallorquín Marcus Cooper Walz, mejor palista nacional el pasado año, y con su compañero en el K4 500 vigente subcampeona mundial, el gallego Rodrigo Germade.



En C-1 está confirmada la presencia de los diez primeros clasificados en el Campeonato anterior, con los medallistas Diego Romero, Manuel Garrido y Nuno Pinto a la cabeza, a los que se unen tres de las jóvenes revelaciones internacionales del pasado año los canoistas gallegos del Poio Adrián Sieiro y Sergio Vallego y el balear del Náutico Pollença Antonio Segura, retirados en la regata de 2018. Por clubes el Kayak Tudense aspira a lograr su título número 13 en esta competición en la que se perfilan como sus principales rivales el Club Piragüismo Aranjuez y el Náutico de Sevilla, con los que compartió podio el pasado año.


La Federación Española de Piragüismo coincidiendo con la celebración en Sevilla del Campeonato de Invierno ha decidido trasladar al recinto deportivo del CEAR La Cartuja las cuatro copas correspondientes a los Premios Nacionales del Deporte 2016 que ha recogido el pasado mes de febrero por los éxítos logrados en los JJOO de Río. Los aficionados podrán fotografiarse con el Trofeo Rey Felipe recibido por Saúl Craviotto, el Reina Letizia a Maialen Chourraut, el Rey Juan Carlos a Marcus Cooper y la Copa Barón de Güell al equipo olímpico español de piragüismo.



Pedro Pablo Barrios ha destacado el altísimo nivel de inscritos con la presencia de campeones olímpicos, mundiales y europeos así algunos de los palistas más relevantes del ámbito nacional, y ha advertido de que las previsiones meteorológicas vaticinan condiciones más adversas de las que suelen darse en esta época en Sevilla, un lugar escogido por las selecciones de distintos países para realizar su preparación invernal aprovechando la bonanza del clima en el sur de España. La celebración del Campeonato de España de Invierno en la ciudad hispalense es fruto de un convenio entre las federaciones española y andaluza de Piragüismo y la Consejería de Turismo y Deporte, por el cual la instalación deportiva de alto rendimiento andaluza es sede de diferentes eventos deportivos nacionales y autonómicos.


Rienda destacó además de la importancia deportiva de la prueba “la repercusión económica y turística que supone para la ciudad el acoger una competición de esta importancia y que atraerá a más de 2.000 personas durante todo el fin de semana”. La directora general también señaló la importante participación de clubes y deportistas andaluces en el campeonato, entre los que se encuentra el paralímpico sevillano Javier Reja, “ejemplo de esfuerzo y superación constante”. Asimismo, señaló la importancia de que una instalación como el CEAR La Cartuja sea sede habitual de este tipo de competiciones, “al poner en valor una infraestructura que se encuentra entre las mejores del mundo, por la bondad de nuestro clima y del río Guadalquivir para la práctica de esta modalidad, y que sirve de lugar de concentración invernal de muchos clubes y selecciones nacionales”.