Los estudios de olores en Coria del Río arrojan variabilidad en sustancias y sin presencia de dimetilacetamida

La cooperación de la Junta ha sido "total y permanente" en la vigilancia de la calidad del aire y que el trabajo autonómico con herramientas para detectar "el máximo rango" de elementos
|


Coria 1


Los datos provisionales de los estudios llevados a cabo por la administración al hilo de los malos olores detectados en la barriada Guadalquivir de Coria del Río (Sevilla) arrojan "variabilidad" en las sustancias existentes, aunque los últimos muestreos ya no reconocen la presencia de dimetilacetamida, uno de los componentes encontrados en primera instancia junto al fenol. Así lo ha aseverado el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, en el marco de una respuesta a pregunta de Ciudadanos en la Comisión del Parlamento andaluz, y en la que ha recordado la colaboración de su departamento "desde el primer momento" en que aparecieron estos episodios, "en interés de los vecinos". 


Aun siendo un tema de competencia municipal, la cooperación de la Junta ha sido "total y permanente" en la vigilancia de la calidad del aire, según el consejero, que ha precisado el trabajo autonómico con herramientas para detectar "el máximo rango" de sustancias y la presencia de una unidad móvil desde finales de 2017 con mediciones en tiempo real, a petición del Ayuntamiento. Dicha unidad permanecerá en el lugar al menos diez días más, ha afirmado Fiscal, que también ha dado cuenta del inicio de una nueva campaña en septiembre, coincidiendo con la época en que los olores son más graves. De su lado, la diputada de Ciudadanos Marta Escrivá ha criticado la falta de "información, transparencia y agilidad", según los vecinos, "que llevan años sufriendo estos olores, posiblemente tóxicos, sin que se haya averiguado el foco".