El Ayuntamiento elabora con empresas y entidades 60 propuestas para el Plan Turístico por cinco millones

​El proyecto se centra en reposicionar la marca, ampliar al área norte y Triana y mitigar "posibles críticas" vecinales, a la par que se "reconvierte" el Consorcio de Turismo
|


AyuntamientodeSevilla004FachadaPlazaNueva 2


El concejal delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo de Sevilla, el socialista Antonio Muñoz, ha anunciado que en un mes se remitirá a la Junta de Andalucía un documento, actualmente en elaboración, para el que ya se han planteado unas 60 propuestas abordadas con los empresarios, sindicatos y entidades de la ciudad para que sean incorporadas al Plan Turístico, por un importe de cinco millones de euros, que sería financiado al 50 por ciento entre las Administraciones andaluza y local. Estas propuestas se centran en reposicionar la marca Sevilla, ampliar el espacio turístico al área norte y Triana, crear nuevos elementos de atracción en la ciudad, establecer alianzas y medidas para mitigar las "posibles críticas" de los vecinos y desarrollar medidas de "inteligencia turística" para conocer mejor a quienes puedan venir.


Todo ello, iría acompañado de una "reconversión" del modelo del actual Consorcio de Turismo, que Muñoz espera que sea aprobada en el pleno de marzo. "Ahí se finalizaría el proceso de liquidación y se consoliaría un nuevo instrumento de promoción turística que no solamente sirva para promocionar Sevilla sino también para intervenir en la ciudad", recalca. Este instrumento supondrá, además, la creación de un Consejo Local de Turismo, con los empresarios y representantes de los trabajadores y de los vecinos.


Muñoz ha realizado este planteamiento tras participar en el encuentro con alrededor de 80 componentes del tejido turístico y social de la ciudad para abordar estas medidas, entre los que se encuentran Administraciones, como Turismo de la Provincia (Prodetur); asociaciones empresariales, de hosteleros, hoteleros, agencias de viajes y comerciantes, además de establecimientos de espectáculos, hoteles y comercios a título individual. También, una representación de la Policía Local, sindicatos, responsables de oficinas de turismo, de la Sevilla Convention Bureau, de la Asociación de Guías Turísticos, del Palacio de Exposiciones y Congresos (Fibes), o entidades como el Hospital de la Caridad, el Museo del Baile Flamenco, la Autoridad Portuaria de Sevilla.

En este marco, Muñoz señala que espera que este documento pueda terminar en la aprobación definitiva del plan, que incluya unas líneas estratégicas para mejorar el turismo de la ciudad. "El documento no nace sólo de los técnicos de turismo, sino que ha habido alrededor de 60 aportaciones de empresas y asociaciones que configuran el puzzle turístico de la ciudad", añade. Señala que se aborda este documento "con cierta tranquilidad" teniendo en cuenta que las cifras turísticas "van bien y no hay urgencia de mejorar una situación que pudiera ser crítica". "Los indicadores presentan una tendencia positiva, aunque hay elementos a mejorar", advierte.

Entre los retos a abordar, detalla la consolidación de la marca, pero "no a cualquier precio, sino caminando a un turismo de más calidad", centrándose especialmente en los visitantes de larga a distancia, que gastarían hasta seis veces más. También, se apuesta por la ampliación del espacio turístico ante la "excesiva" concentración en el entorno de la Catedral, el Real Alcázar y el barrio de Santa Cruz, apuntando así a la zona norte y Triana. Señala que los empresarios han apostado, asimismo, por conocer mejor a las personas que llegan a la ciudad respecto a sus preferencias de consumo y las razones de aquellos que deciden no venir a Sevilla.


MEDIDAS URBANÍSTICAS ANTE LOS PISOS TURÍSTICOS EN UN MES


"Aunque no es un problema que tenga Sevilla ahora de manera importante, hay que establecer medidas que puedan mitigar el posible rechazo vecinal en algunas zonas de la ciudad, extremando las acciones ante la oferta de pisos turísticos alegal", señala, añadiendo que estas medidas serán de carácter urbanístico y turístico y se prevé que estén en un mes. "No podemos estar cruzados de brazos antes de que el problema sea mayor y que esos pequeños brotes se puedan desarrollar", advierte.

Al hilo de ello, Muñoz recuerda que se está estudiando en qué zonas de la ciudad proliferan más los pisos turísticos, a la par que se analiza qué se está haciendo otras ciudades, como San Sebastián, Madrid o Barcelona. Añade que en un mes se estará en disposición de tener las medidas a poner en marcha en este asunto. El actual plan turístico se prevé desarrollar durante unos tres años, frente a los ocho que duró el anterior y que tenía una inversión de 20 millones, ya que se centraba en la construcción de nuevas infraestructuras turísticas, especialmente en el entorno del río Guadalquivir. El actual estará focalizado en la zona norte del casco antiguo y en Triana.