El Ayuntamiento duplicará el servicio de vigilancia de los parques y jardines de los barrios a partir de abril

El contrato tiene una asignación presupuestaria de 206.673 euros para seis meses mientras que hasta el momento esa era la cuantía asignada para todo el año
|


Podas parque jardines operario 640x280


El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, ha licitado hoy el nuevo contrato de seguridad y vigilancia de los parques y jardines de la ciudad con el que se duplicarán los recursos destinados a este servicio a partir de abril de 2018. En total, el contrato tiene una asignación presupuestaria de 206.673 euros para seis meses mientras que hasta el momento esa era la cuantía asignada para todo el año.



El nuevo contrato responde a un nuevo modelo de vigilancia consistente en la dotación de dos equipos compuestos cada uno por un vigilante y un vehículo que hará rondas por los distintos parques y jardines históricos durante las 24 horas del día y que se responsabilizará de la apertura y cierre de los parques gestionados con recursos propios: jardines históricos, Parque de los Príncipes y Parque Amate. El servicio además dispondrá de una bolsa de horas para atender situaciones de emergencia como alertas meteorológicas, eventos y otras cuestiones.



El plan de actuación incorporado en los nuevos pliegos del servicio fija dos ámbitos de actuación. Por un lado, los parques y jardines históricos (los únicos que hasta ahora se encontraban dentro del servicio de vigilancia) como son el Parque María Luisa, Las Delicias, Murillo y Catalina de Ribera, la Madrina, el Cristina o La Caridad que se consideran espacios de actuación prioritaria, así como el Jardín Americano, los Jardines del Guadalquivir, los viveros de los Remedios y Miraflores y el Parque Infantil de Los Descubrimientos. En segundo lugar, se establece un ámbito de actuación de los grandes parques y zonas verdes de la ciudad que contarán a partir de ahora con este servicio de vigilancia itinerante. Se trata del Parque Amate, Guadaíra, Infanta Elena, Miraflores, Parque de los Príncipes, San Jerónimo, Tamarguillo, Torreblanca y Vega de Triana.



Por último, el servicio podrá atender, en caso de que sea necesario y entrará dentro de su ámbito de competencias, las decenas de jardines de barrio distribuidos por todos los distritos y que hasta ahora estaban fuera de este servicio de vigilancia con el objetivo de que de dentro de las rondas que se realicen entre los espacios prioritarios se pueda también comprobar cualquier incidencia que se pueda producir en ellos. El objetivo es que este nuevo modelo se implante de forma definitiva en el último trimestre de 2018 con un nuevo contrato que se licitará durante este ejercicio con un presupuesto aproximado de 900.000 euros y diseñado para que tenga una vigencia de dos años prorrogables otros dos con este nuevo modelo reforzado de vigilancia.


“El objetivo es mejorar de forma sensible el estado y la conservación de nuestros parques y jardines de barrio mejorando así de forma considerable su estado y dando respuesta a las demandas y necesidades de los vecinos y vecinas”, explicó el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, quien subrayó que esta nueva mejora se enmarca dentro del programa de actuación que se está llevando a cabo aprovechando la entrada en vigor de los diez nuevos contratos de conservación y mantenimiento de los parques y del arbolado de la ciudad a partir del 1 de marzo con un presupuesto de 54,5 millones de euros.